Vivir del arte



Filosofía de vida de Don Ricardo Giménez quien se dedica al Pirograbado a Mano un talento que viene cultivando hace hace 40 años.

Vive y trabaja en su casa en la ciudad de Caacupé, donde tiene un taller y pasa la mayor parte del día trabajando sus platos de madera de Tataré y Caá verá que el mismo produce. Primero le da un tratamiento con Jugo de Limón y unas manos de liga, terminado esto, los platos están aptos para diseñar y grabar.




Su técnica es simple y diferente a las demás porque no utiliza un Pirograbador o una máquina, sus herramientas caseras, hechas de hierro en diferentes tamaños y medidas, le dan su estilo propio. La simplicidad de sus trazos forman paisajes, objetos típicos, instrumentos y retratos, que con sus hierros quemados y algunos retoques con lápices de colores, logra efectos de luces, sombras y volumen.



Don Ricardo expone su arte en un puesto de artesanía en la Plaza Libertad, en el centro de Asunción, y afirma: “En paraguay si se puede vivir del arte”. La técnica la aprendió de Don German Jiménez, su ya fallecido maestro, a los 19 años y desde entonces no paró. Hoy en día, Don Ricardo vive sus días feliz, trabajando, paseando, jugando Volley, es viudo ,tiene 2 hijos, y uno de ellos vive en Inglaterra, quien lo llevó a conocer Europa, con sus 63 años se siente realizado.

En paraguay hay grandes valores, hay arte.

Por: Aguará

1 comentario:

Guri dijo...

que grande en serio! chore y yo que me quejo a veces por no tener paciencia nunga...