Un libro por una guampa


Llegando a la ciudad de Caacupé, bajo un arbolito de Ficus, tiene su puesto de venta Don Eleuterio Jara, artesano desde hace 9 años chapista de profesión, entre otras cosas. Don Jara a sus 66 años afirma: no sé nada, tengo mucho que aprender.

Trabaja y cultiva el Bamboo, la necesidad lo llevó al arte y hoy junto a su familia se dedica a tiempo completo en transformar el bamboo, y crear objetos de uso cotidiano como Guampas, veladores, porta inciensos, jarras, porta vinos, etc.

Alegre y leyendo su libro de cabecera cada vez que está Pila í Don Jara nos recomienda los libros: Vitaminas para el alma y Chocolate caliente para el alma, y riendo dice: si alguien me trae un libro, yo se lo cambio por una guampa.

Si pasan por Caacupé, frente al Nuevo Super 2, está el puesto de Don Jara, que con su bastón y guampa de tacuara espera alegremente conversar y aprender!

Por Aguará

1 comentario:

LDI Carlos Paredes dijo...

y uno a los 30 cree que ya sabe todo... qué acapeté, por algo existe la veneración a la gente que ya vivió muchos años, la sabiduría es un don que se afianza con el paso del tiempo.